En Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva (SHSSR) ofrecemos servicios médicos, psicológicos y legales de alta calidad y bajo costo. Puede acudir con nosotras para recibir orientación y atención para la interrupción legal del embarazo. Nuestros servicios son de alta especialidad médica y primera en su tipo en el sureste mexicano.

martes, 25 de mayo de 2010

DE GENERO Y HOMOFOBIA. POR GABRIELA RODRIGUEZ

DE GENERO Y HOMOFOBIA

Gabriela Rodriguez



En ocasion del Dia Internacional contra la Homofobia, que se celebro el pasado 17 de mayo en mas de 50 paises del mundo, cabe recordar que esa fecha fue fijada para conmemorar el mismo dia, pero de 1990, que la Asamblea General de la Organizacion Mundial de la Salud suprimio la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales. El sentido simbolico de ese acontecimiento no es superficial, sino todo lo contrario: significo la institucionalizacion y legitimacion del derecho a la igualdad de quienes experimentan la orientacion sexual hacia personas de su mismo sexo. Sin embargo, su instrumentacion en las politicas publicas de Mexico ha sido un proceso extremadamente lento. Solamente los Estados de Oaxaca, Tabasco y Quintana Roo, asi como el Distrito Federal, han instaurado el 17 de mayo como dia contra la homofobia. Hay que destacar que unicamente en la capital del pais dicha conmemoracion ha avanzado mas alla del discurso. La ciudad de Mexico es la unica de America Latina donde el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopcion de menores es una opcion legal. En esta capital ya no solo se reconoce, sino que se ejercita el derecho a la igualdad, al matrimonio, a la maternidad y a la paternidad, y dejan de ser excluidas las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgeneros e intersexuales (LGBTTTI). Tal vez por eso nos quieren estrangular a los chilangos, cuando panistas y priistas apoyan leyes locales y demandas antiaborto y antimatrimonio gay.



Porque la homofobia no es solamente una enfermedad siquiatrica que se expresa como odio o discriminacion contra las personas que integran la diversidad sexual, es tambien una expresion de opresion cultural relacionada con el genero y la sexualidad. Los individuos nacen sexuados, pero sin genero, y son despues construidos como masculinos o femeninos. Paradojicamente, desde bebes se oculta el sexo, y al mismo tiempo cada cultura despliega sofisticadas vestimentas para marcar las diferencias de genero, despues las normas prescriben formas masculinas y femeninas de moverse y jugar, de gesticular y hablar, de expresar o negar los sentimientos, de bailar y actuar, de negociar y trabajar, y hasta de comer y satisfacer los deseos sexuales. La sexualidad es resultado de practicas sociales que dan significado a las actividades humanas, y es producto de luchas y negociaciones entre quienes tienen poder para reglamentar y quienes se resisten. Todos y todas crecemos luchando frente a imposiciones que regulan nuestro comportamiento en la casa, en la escuela, en la calle; aunque en principio todos y todas lo que deseamos es amar, ser amados y hacer lo que nos gusta. Bien dice Judith Lorber que para el individuo el genero es semejanza y para la sociedad el genero es diferencia (Paradoxes of Gender, Yale University Press, 1994).



En el fondo, la homofobia es la imposibilidad de aceptar las necesidades semejantes que tenemos todos los seres humanos, y se expresa como desprecio a lo femenino; por eso sus principales victimas son los hombres gay y bisexuales. ¡Se parecen tanto a las mujeres! Pero tambien son victimas las lesbianas, los travestis, transexuales, transgenero e intersexuales, quienes no ocultan su feminidad; los y las heterosexuales no somos inmunes. El odio ha llegado a multiples ejecuciones con sana para quienes no parecen ser suficientemente hombres. La comunidad LGBTTTI considera grave el decreto calderonista, porque desvirtua el sentido de la lucha contra la homofobia, al cambiar el titulo por el del Dia de la Tolerancia y el Respeto a las Preferencias, y no llamar las cosas por su nombre.



gabriela.afluentes@gmail.com

publicado en La Jornada el 21 de Mayo de 2010

No hay comentarios: