En Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva (SHSSR) ofrecemos servicios médicos, psicológicos y legales de alta calidad y bajo costo. Puede acudir con nosotras para recibir orientación y atención para la interrupción legal del embarazo. Nuestros servicios son de alta especialidad médica y primera en su tipo en el sureste mexicano.

martes, 25 de agosto de 2009

EL ESPERMATOZOIDE VENCIDO POR LA COLA

EL ESPERMATOZOIDE VENCIDO POR LA COLA
DRA. SANDRA PENICHE QUINTAL
Hola, estimadas personas que a través de estas letras entramos en contacto visual. Solamente les quiero felicitar por mantener su interés en los acontecimientos de la vida cotidiana, de la intimidad de las personas. Conocer la dimensión que tiene un beso, las exquisitas y placenteras sensaciones que nos produce un abrazo, las emociones que inspira una mirada, el éxtasis que produce un intercambio de interés genuino y sobrio con quien o quienes amamos y la experiencia de fundirse con el cosmos en un instante eterno que nos prodiga un orgasmo, sólo lo puede saber quienes lo han experimentado y se han dado permiso para sentir y ser.
Cuando en la consulta en salud sexual las parejas y personas jóvenes que están por iniciar o están en el comienzo del desarrollo de su sexualidad erótica trabajamos sobre la respuesta sexual humana, pueden identificar aún sin conocer los términos sexológicos, las sensaciones ya vividas y colocarlas en cada fase de dicha respuesta sexual. De tal suerte, que cuando hablamos de aquellos estímulos sexuales que nos conduce a abrir la puerta del placer erótico, les queda claro que la humedad que sus órganos sexuales manifiestan, es la expresión fisiológica de la excitación que aunado a la erección de las áreas susceptibles y la turgencia de las partes sensiblemente más exquisitas, les coloca en la gran meseta preorgásmica, cuya condición es solamente sentir, dar y recibir para que la infinita energía orgásmica llegue, como un volcán, a emerger desde lo más íntimo y profundo del ser único y total, tras el cual, viene una infinita y placentera calma en la que cada milímetro de piel y del ser, goza con satisfacción de haber compartido lo más esencial de cada quien.
Así de sencilla es la respuesta sexual humana, tan temida por la legión de los “contenidos”, quienes sólo son capaces de liberar cual olla exprés en fuga, la perversión de su deseo, en quienes tienen dominio porque al no reconocerse como personas, tampoco pueden hacerlos con las/os otros. Liberar la energía sexual así contenida, la reconocemos con suma facilidad dado que para ello necesitan someter al otro u otra e infligirle cualquier tipo y magnitud de oprobio o humillación. Quién no ha escuchado que esos tipos de ceño y culo fruncido, de musculatura tensa y mirada muerta, son los que obligan a sus dominadas/os a copular en posiciones altamente disgresoras de la integridad física y mental, a vejarlas durante el acto que puede tardar mucho, no porque puedan sostener una erección, sino porque es tal su represión que no pueden soltarse y por tanto eyacular orgásticamente. Cuando lo logran, es como un vómito incoercible que no produce satisfacción plena sino solamente la que se compara con el extreñimiento. Por eso les duele, no sólo los testículos por la congestión, sino el acto mismo de eyacular. Estos son los personajes productores de violencia, de anorgasmia y de abortos. Son quienes son incapaces de ponerse un condón, de cuidar a las personas, de evitar un embarazo que la mujer no desea. Son los que violan porque es un ejercicio perverso del poder, poder que no tienen ni llegarán a tener. Ellos sí que en el pecado llevan su penitencia. Son también los que tienen que obnubilarse la mente y los sentidos para no explotar, porque la carencia de afecto verdadero, de ese placer sexual que prodiga bondad y bienestar, está vedado, porque sus cuerpos son como aquél emblema del árbol muerto y seco de la LVIII legislatura del congreso que por cierto ya quitaron con lo que no cambia su condición de legislatura de la nueva inquisición. En cuerpos secos de expresiones humanas, estériles y muertos, sólo habitan insectos y cual cucarachas, infestan lo que tocan. Quién no ha visto a aquella mujer que es como una mercancía o como una lagartija enjoyada con mirada de insatisfacción y cuerpo de deseo reprimido a punto de darse al mejor chofer o amigo del hijo. Se les identifica por vestir en desacuerdo a su edad, por la rigidez que denota anorgasmia, por hablar de sandeces, por constituir asociaciones que mantienen el estatus quo de la sociedad con la pantalla de ser misericordiosas. Las reconocemos por ser clientes de cuanta terapia psiquiátrica y esotérica va existiendo, por su arsenal de medicamentos para dormir, por la colección de productos para no envejecer sin tomar en cuenta que lo muerto no envejece porque precisamente no tiene vida. Son aquellas que antes de que estuviera en la dirección del CAIMEDE la Lic. Beatríz Solís, iban por las/os niñas/os los fines de semana para que les hicieran los trabajos domésticos o para servicio sexual como conocieron en su oportunidad las anteriores procuradoras del menor y la familia. Y quienes son lesbianas, viven con oprobio su relación, con culpa e insatisfacción, porque son seres dominados por la apatía y cobardía, por decidir ser mantenidas en esclavitud a cambio de muchos pesos. La mayoría de los hombres de este tipo, tienen comportamientos sexuales dañinos para los demás; sus prácticas bisexuales abundan y mantienen a sus efebos suministrándoles dinero, empleo, viajes y ropas a condición de no decir a quién se cogen, incluyendo a las travestis de la religión.
Quienes piensan que el espermatozoide es supremo hasta hoy, están en un error. Ni con el decreto (que auguro será transitorio) 220, podrán colocar a ese gameto haploide con cola y cabeza vacía por encima de ninguna mujer ni de los vínculos entre la mujer y el hombre y menos con su familia. Cuando el espermatozoide pierde la cola, nada puede hacer. Así que siguiendo el dicho del tapa rabo, único rabo situado por delante, los espermatozoides están vencidos y con la cola perdida.
Por el placer del orgasmo que nos hace personas creativas y cada vez más humanas
Por la fuerza que nos da la energía sexual que mueve a este mundo
Por el compromiso humano de luchar contra las injusticias que someten a las sociedades y a las mujeres en particular,
A pesar de las amenazas desde el poder político actual que he recibido a raíz de la expresión respetuosa y pacífica para la defensa de nuestros derechos como ciudadanas/os y como mujer,
Sostengo y ratifico que la lucha por los derechos humanos es una lucha JUSTA y que sus amenazas son el mejor indicador de que vamos por buen camino. La sociedad debe saber que quienes estamos en esta lucha somos amenazadas/os, tenemos nuestros teléfonos intervenidos ilegalmente, han dado indicaciones de “quitarnos de en medio”, que han emprendido una campaña de desprestigio con sus acostumbrados inventos e incluso expedientes en proceso de fabricación.
La sociedad debe saber también que quienes estamos luchando por la salvaguarda de nuestros derechos humanos, lo hacemos por convicción. Todas/os tenemos una forma honesta y honrada de vivir, trabajamos con mayor eficiencia que muchos/as, no nos intimida el frágil poder político. Nosotras/os pasaremos del 2° año con las máximas calificaciones y reconocimiento y estamos preparadas/os para el diálogo con el enviado; también para derrotar al ostracismo e informarle a la ciudadanía. Refrendamos nuestro compromiso de abonar a los mecanismos de la democracia participativa y de deconstruir a las dictaduras por más modernas y preciosas que parezcan.
La sociedad debe saber que no hay poder más poderoso que el forjado desde el ser que paulatinamente nos abre a las libertades. La sexualidad es un buen vehículo para ello con la ventaja de ser ecológicamente sustentable, moderno y creativo hasta el infinito. Goce!
Mérida, Yucatán,
Dra. Sandra Peniche Quintal
pUBLICADO EL 25 DE AGOSTO 2009 EN PORESTO www.poresto.net

No hay comentarios: